La hidrolipoclasia ultrasónica elimina sin cirugía y de forma natural la grasa situada en abdomen, cintura, muslos, caderas e interior de rodillas o muslos (los resultados dependen de cada paciente).

El éxito de este tratamiento es que elimina la grasa localizada sin anestesias, ni riesgos,es efectiva y no requiere hospitalización.

La diferencia con la mesoterapia (intradérmica) ,es que esta se inyecta en profundidad,directamente en el tejido adiposo ( grasa ), y debido a que la grasa no tiene terminaciones nerviosas es indolora.
Las ondas ultrasónicas al actuar sobre el líquido inyectado previamente en la grasa, provocan la ruptura de las células, siendo posteriormente el propio organismo el que se encarga de eliminar esta grasa disuelta,reduciendo el volumen de la adiposidad (los resultados dependen de cada paciente).

¿Qué quiere decir hidrolipoclasia ultrasónica?

Hidro quiere decir agua. En nuestro caso Suero Fisiológico al 0’9 % .
Lipo que quiere decir grasa.
Clasia significa romper, estallar.
La capacidad física que tiene el ultrasonido de producir termogénesis ( calor ) cuando sus ondas se difunden en el agua o solución fisiológica estéril, produciendo cavitación, es un efecto similar a la de una micro lipoaspiracion, pero sin intervención quirúrgica.

¿Cómo se aplica?

Primero al igual que en una liposucción se marcan las zonas a tratar, con un marcador para la piel y se desinfecta la zona, luego se infiltran las soluciones estériles fisiológicas o lipoliticas bien distribuidas en el tejido subdérmico.
Luego se realiza la aplicación del ultrasonido, un aparato profesional con el que el paciente solo refiere la sensación de recibir un suave masaje en las zonas tratadas. Los ultrasonidos al igual que el sonido, son ondas vibratorias de distintas frecuencias que se propagan a través del aire. Cuando esta frecuencia alcanza los 20.000 ciclos por segundo podemos decir que estamos hablando de ultrasonidos. Existen distintos tipos de aparatos de ultrasonido, en estética el mas utilizado es el de 3 megaherzios, este actúa a nivel del tejido conjuntivo y adiposo. Produciendo cambios térmicos, mecánicos y químicos.
El ultrasonido se utiliza en combinación con un gel, este ultimo favorece la absorción, ya que genera una superficie uniforme entre el cabezal del aparato de ultrasonido y la zona a aplicar, impidiendo que exista una zona de aire entre la zona a tratar y el elemento emisor. Su aplicación es de forma circular, y la superficie a tratar debe ser en círculos no mayores de 10 X 10 cm.

La aplicación del ultrasonido es de unos 10 a15 minutos, aprovechando la acción de capitación del mismo, la conjunción del ultrasonido y las sustancias previamente inyectadas, producen una ruptura de las células grasas y su eliminación mediante la circulación sanguínea y linfática. Se recomienda utilizar una faja fina de compresión para favorecer más rápidamente la eliminación.
Es importante beber 2 litros de agua fuera de las comidas y también si hay exceso de peso, realizar algún tipo de dieta.
Es una solución permanente para eliminar la grasa localizada, siempre que se mantenga una dieta que no deje aumentar el peso nuevamente. Es recomendable realizar un mínimo de seis sesiones, una sesión semanal.
Como conclusión remarcaría que estamos ante un tratamiento que nos permite continuar nuestra vida social, sin ingresos hospitalarios, efectivo, indoloro, sin riesgos y accesible económicamente, mediante el cual podemos eliminar la grasa localizada de las caderas, muslos y abdomen, los cuales no conseguimos eliminar solo con la gimnasia o la dieta.

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Envianos tu consulta

Otros Tratamientos

Mesoterapia capilar

Más Información
Más Información

Pellets, chip hormonal o chip sexual

Más Información
Más Información

Microneedlnig

NUEVO
Más Información
Más Información